Mundo mágico

Cómo limpiar y recargar Amuletos y Talismanes

Cómo limpiar y recargar Amuletos y Talismanes y por qué deberías hacerlo

Cómo limpiar y recargar Amuletos y Talismanes?

Cuando nos decidimos por un amuleto o talismán o bien cuando ya tenemos uno desde hace tiempo, es conveniente «limpiarlo» y «recargarlo».  

Y es que, en primer lugar, antes de llegar a ti, los amuletos y talismanes que compramos han pasado por muchas manos… y energías.

Fabricantes, vendedores, personas que los manosean cuando los ven en alguna tienda, etc.

Como suele ser habitual, siempre que puedo incluyo casos reales (dependiendo del tema del artículo).

Pero la primera pregunta que te harás es ¿Por qué debo limpiar los amuletos o talismanes que he comprado o que me han regalado?

¡No se trata sólo de higiene, hablamos de limpiarlo de las malas vibraciones que hayan podido acumular!

Porque un amuleto o talismán es PARA TI y debes HACERLO TUYO, con tu propia energía y tus peticiones.

Limpiar y Recargar Amuletos y Talismanes

Existen varios métodos para limpiar y recargar amuletos y talismanes. De hecho, cada Vidente o Ritualista tiene su propio método o sus propios métodos, dependiendo de los amuletos o talismanes.

En lo único que coincidimos todos es en un elemento: La Sal. Preferiblemente Sal Marina, también conocida como Sal Gorda o Sal de grano grueso.

Pero antes de nada, quiero recalcar el hecho de que existe un amuleto para ti y que debes ser tú quien lo elija.

O bien, el amuleto te atraerá, lo que normalmente describimos como «Es que ese amuleto parece que llama mi atención».

Por eso, No te dejes llevar por lo que recomienden, debes elegir el amuleto adecuado para ti.

Ya sabes que lo recomendable es «Limpiar» tus amuletos cuando los adquieres. E igualmente, también es recomendable «Cargarlos» con energía positiva.

O mejor dicho, con energía positiva PARA TI.

Pero no olvides que el objetivo de los amuletos es protegerte de las energías no-positivas y obviamente, cuando el amuleto trabaja, se carga precisamente de esa energía no-positiva, de modo que también es recomendable que los limpies frecuentemente (¡Pero sin obsesionarte!).


TE PUEDE INTERESAR...
Amuletos para Bebés y Niños: 7 Ideas y varias sugerencias

¿Cuándo hay que volver a limpiar y recargar Amuletos y Talismanes?

Depende de cada caso. En algunas ocasiones se vuelven grises o sucios a simple vista.

Pero en la mayoría de los casos, parecen no hacer efecto.

Para ponerte un ejemplo, es como cuando a un dispositivo se le va agotando la batería.

¿Qué significa que un amuleto se rompa o que se pierda?

Cuando un amuleto o talismán se rompe, significa que ya ha hecho su trabajo, por tanto no debes asustarte.

No es nada malo.

Simplemente, ha absorbido todas las energías negativas que iban dirigidas hacia ti. 

Lógicamente si ocurre esto, debes deshacerte de él, por mucho que te guste. 

Hace años, se decía que lo ideal era arrojarlo al mar. Pero teniendo en cuenta cómo estamos destruyendo la naturaleza marina, te recomiendo que, o bien lo deseches o lo siembres, para que se purifique con la Madre Tierra.

¿Y qué ocurre si un amuleto se pierde? 

Si pierdes un amuleto y no lo encuentras por ningún lado, el significado es que ya no es para ti y necesitas otro distinto, al igual que atravesamos diversas etapas en nuestras vidas.

Puede suceder que el amuleto o talismán vuelva a aparecer «Como por arte de magia». En este caso, debes hacer caso a tu intuición y decidir si quieres volver a tenerlo contigo o dejarlo ir.


TE PUEDE INTERESAR...
11 poderosos Amuletos de buena suerte para el amor, dinero, salud y éxito

¿Cómo limpiar y recargar amuletos y talismanes?

Tanto para limpiar como para recargar amuletos y talismanes, mi método (existen otros muchos), es, en primer lugar, lavarlos con agua fresca o agua tibia, frontándolos con una esponjita o un paño suave y utilizando un jabón también suave.

Después, realizo un círculo de sal gorda en un plato o bandeja que sea llana y una vez que el círculo está hecho, coloco el amuleto o talismán en el centro, dejándolo toda la noche a la luz de la luna llena o la luna creciente.

[icon color=»#15bb25″ size=»34px» target=»_blank» name=»awesome-star»]  Recuerda: Siempre en Luna Llena o Fase Creciente, si lo quieres limpiar cuanto antes o no puedes limpiarlo justamente la noche en la que hay Luna Llena. 

Por la mañana, lo dejo unas horas al sol si es verano, preferiblemente las primeras horas de sol del día, ya que en verano el sol es más fuerte  y hace mucho calor (sobre todo cuando sufrimos olas de calor).

Además, el amanecer y esas primeras horas en las que el sol se asoma, tienen una connotación mágica que simboliza el comenzar de nuevo y renacer.

O bien lo dejo todo el día, hasta que el sol se va, si es invierno. En este caso, lo hago porque las horas de luz en invierno son menos y deseo cargarlo (o recargarlo) mientras el sol esté presente, antes de la oscuridad. 


TE PUEDE INTERESAR...
Cómo elegir un amuleto adecuado para ti

Casos reales sobre amuletos y talismanes

Quizá te interese conocer algunos casos reales que me han ocurrido a mí o a personas allegadas.

Amuletos que se rompen

Ya te conté el caso de mi colgante en el post sobre Cómo elegir el amuleto adecuado para ti.

Y es que ya no se trata de mala educación, se trata de que hay personas negativas o tóxicas, como prefieras denominarlas, a las que no debes permitir que toquen tus amuletos o talismanes.

No se trata de darles un manotazo, sino de tener la rapidez de reacción para proteger tu amuleto en caso de que sea un colgante, pulsera, anillo, etc. O bien, ocultarlos, si son figuras como las que verás en 11 poderosos amuletos de buena suerte si esa o esas personas visitan tu casa.

Perdiendo amuletos

Una amiga tenía una pulsera de cuerda de color verde, ya sabes, esas que se compran en verano y llevan el Ojo Turco y la Mano de Fátima.

Al estar anudada a la muñeca, estas pulseras pueden estar contigo durante meses, pero en su caso no fue así. Al meterse en el mar, la pulsera se perdió.

Mi amiga lo interpretó como: «Quizá sea para otra persona que la encuentre y decida quedársela porque la necesita más que yo». 

Amuletos que se ponen turbios

El marido de una amiga siempre solía llevar el Ojo de Horus, pero se ponía más que oscuro. Se ponía casi negro.

Daba igual el amuleto que llevase, ya se tratara del Ojo de Horus o de un Cuerno de la Suerte... Siempre se ponían negros.


TE PUEDE INTERESAR...
Significado del ojo de Horus, uno de los amuletos más poderosos

Ok, podemos pensar que es porque el material no era bueno y se oscurecían por el sudor o el agua (que también puede suceder), pero este no era el caso. ¡Y además, es que se ponían negros en menos de un par de meses!

Lógicamente, estaban absorbiendo demasiada energía negativa, por lo que tenía que cambiar de amuleto frecuentemente.

Estaré encantada de atenderte,

Antía Tarot

[yasr_visitor_votes size=»large»]
Mostrar Más

Artículos Relacionados

Botón volver arriba